el barco william

DIARIO #6

  • 11 julio, 2017

#6 NO TODO LO QUE VA A LA DERIVA ESTÁ PERDIDO

GRACIAS!!! muchas gracias a todas las personas que se trasladaron desde sus orillas respondiendo al llamado de las sirenas. Gracias por acompañarnos, por ayudarnos, por contribuir como pudieron con la construcción de este barco. Por fin podemos completar esta nave de sueños.

Hoy somos más piratas construyendo con la comunidad, estrechando vínculos de afecto. Y sabemos que nos juntaremos entre cocos y rones para reír cuando se pueda y llorar cuando nos toque.

Piratas llegan y piratas se van entre las olas de la mar, pero no sin dejar su huella en este proyecto, no sin abrir el camino necesario para encallar este barco en medio de un barrio pirata. Un minuto de silencio por quienes parten y no volverán, porque por cada mano que se pierda en este proyecto, se alzarán miles de garfios y hasta patas de palo en digna resistencia. No todo lo que se va se pierde entre las olas, siempre quedarán los recuerdos de quienes sirvieron de apoyo como si fueran bastón. PIRATAS!!! La única muerte real se encuentra en el olvido, por eso entre cantos piratas vamos a brindar sus nombres para que retumben por siempre en nuestros pechos y oídos.
William jamás morirá, pues su memoria se ha convertido en monumento. El barco William llevará tu recuerdo a todos los confines de este infinito mar.

Es tiempo que las lágrimas se las lleve el viento, de que nuestro dolor se transforme en digna rabia. Tenemos que ser fuertes para terminar de construir nuestros sueños. Nos estamos acercando al comienzo de este viaje donde sin un rumbo fijo nos dejaremos arrastrar por la brisa del mar. Entre cantos, uniformes, herramientas, cofres de tesoros y sonrisas vamos a comenzar este viaje y recuerden piratas que el único límite, es nuestra imaginación.

Buen viento y buena mar!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Fields marked with * are required