Mapa de navegación

Ramírez ya no es simplemente un barrio pirata con un barco pirata. En unos años, cuando la amenaza del deterioro y el destierro se haga real, esta embarcación continuará navegando no en ciudades o territorios delimitados, sino en las mentes en las que tenga la fortuna de encallar.

Puesto que barco pirata que se respete no pertenece a puerto alguno, hemos construido de este, el de Ramírez, un modelo para armar y desarmar; capaz de navegar las millas que sean necesarias para convocar y reunir a quien quiera sumarse a esta tripulación que eleva como bandera una nueva forma de construir, pensar y hacer ciudad.

Dejamos acá consignadas las reflexiones que este proyecto suscitó, esperando cumplan el rol del mensaje en la botella que quien naufraga arroja al mar: mantener encendida la esperanza y dejar al destino y a la deriva la conservación de su memoria.

No existe en mapa alguno que determine nuestro rumbo pues la deriva es nuestro norte. No hay formato, modelo ni instrucciones para este proyecto más que los sueños y las ideas que surgen en medio del hacer que nos reúne.

Siendo así, relájese y disfrute…